Archivo de la etiqueta: iterar

El producto mínimo viable, más que una metodología para las Startups

En el 2015 tres amigos decidieron abrir una página web para vender productos saludables online. Dos de ellos tenían la experiencia de trabajar con plataformas de e-commerce, por lo que creían conocer la clave, o el secreto, para crear una plataforma que realmente ofreciera la mejor experiencia de usuario, con la mejor usabilidad y el mejor diseño. Así que, con poca discusión, decidieron invertir una gran cantidad de dinero en una página 100% customizada y hecha exclusivamente para ellos.

No alcanzaron a cumplir el año para darse cuenta del error que habían cometido. Habían decidido invertir casi todo el capital que tenían en algo que no sabían si iba a funcionar. No habían probado el mercado, no se habían acercado a quienes serían sus posibles clientes, y todo lo habían hecho bajo una premisa: lo que más le importa al que compra productos saludables online, es tener una página customizada.

Estos 3 amigos se hubieran podido ahorrar todo su capital si hubieran seguido la metodología del Producto del Mínimo Viable (MVP). El MVP, por sus siglas en inglés, significa construir una versión preliminar de tu producto o servicio y ponerlo a prueba en el mercado (con usuarios reales). Es una versión de un producto o un servicio que ofrece las suficientes características para validar tus hipótesis de mercado. Es decir, validar si existe o no una oportunidad para lanzar tu producto o servicio.

Lee aquí los 5 errores más comunes de las Startups.

El MVP es uno de los principios de Lean Startup, una metodología para crear empresas. La lección es: antes de invertir tiempo y dinero en desarrollar un producto o servicio, es importante hacer una investigación sobre las necesidades del mercado, hacer entrevistas de potenciales clientes y hacer un MVP.

El proceso de Lean Startup consta de 3 pasos principales: construir, medir y aprender. En otras palabras, construyes un MVP, mides la respuesta de tus clientes o usuarios, y ajustas lo que sea necesario sobre el producto actual. A veces, hacer ajustes no es suficiente y debes cambiar la idea de negocio, esto se conoce como pivot. La clave de todo este proceso está en aprender si vas por el camino correcto antes de comprometer más dinero, tiempo y energía. El resultado de este proceso te ayudará a entender si debes ajustar tu producto o servicio, cambiar de mercado objetivo o incluso, cambiar por completo tu idea de negocio.

Si nuestros amigos de la empresa de comida saludable hubiesen probado su hipótesis antes de lanzar su negocio al mercado, se hubieran podido dar cuenta que a sus clientes les daba igual comprar a través de una página customizada. Hubieran podido ahorrar toda esa inversión y montar su página en una plantilla gratuita.

Muchas veces creemos que la clave está en montar una página web, pagar un dominio y aprender a vender online “porque sí”, “porque toca” o “porque los demás lo están haciendo”. Hoy día hay plataformas como Multivende, que se encargan de ayudarte a hacer justamente eso. De esta manera, tú te ahorras la inversión y el tiempo mientras que los expertos se encargan de vender por ti.